Asturias, con más de 350 kilómetros de costa, posee algunas de las playas más espectaculares de España. Desde grandes arenales, a otras pequeñas y recónditas. Y todas ideales para la práctica de deportes náuticos. Con el incomparable encanto de que el verde de los prados se funde con la arena, y como telón de fondo, las montañas, creando postales de inusitada belleza.

 

 

 

Torimbia. Llanes

Playa de Torimbia ©Turismo Asturias

Es uno de los grandes arenales de Asturias, con su característica forma de concha. También es un clásico de la práctica del turismo naturista y nudista. No tiene acceso rodado, pero en sus inmediaciones cuenta con un maravilloso mirador y con zona de aparcamiento. También hay un chiringuito en el entorno de uno de los senderos de acceso a la playa. Maravillosas aguas cristalinas.

Po. Llanes

Playa de Po (Llanes) ©Ana Fernández-Villasuso

Una de esas playas que en marea alta se transforma en una auténtica piscina de agua salada al aire libre, y en marea baja es un canal de roca caliza, original y de buen baño. Está urbanizada con buenos accesos y terrazas y restaurantes, justo a pie de playa. Cuenta con aparcamiento a escasos metros de la playa.

San Pedro de la Ribera. Cudillero

San Pedro de la Ribera (Cudillero) ©Camilo Alonso

San Pedro de la Ribera, también conocida como San Pedro de Bocamar, es una de las playas más populares y concurridas del concejo de Cudillero. De arena tostada y cantos rodados, en ella desemboca el Río Esqueiro. Tiene buenos equipamientos, oferta hostelera y servicio de salvamento. Con la ventaja, además, de que se encuentra próxima a Soto de Luiña, una bella localidad vinculada al Camino de Santiago, y donde es recomendable visitar una iglesia vinculada a los vaqueiros de alzada.

Playa de Carranques. Carreño

Playa de Carranques (Carrreño) ©Juanjo Arrojo

Es una de las paradisíacas playas de Perlora, en el concejo de Carreño, ubicada en el entorno de lo que antaño fuera una antigua Ciudad de Vacaciones de los años 60 y 70 del siglo XX. Está urbanizada y cuenta con buenos accesos y aparcamiento. Muy cerca de Candás, la capital del concejo, y de Gijón. Es una opción de ideal para pasar una jornada de campo y playa.

Playa de Beciella. Caravia

Playa de Beciella (Caravia) ©Juanjo Arrojo

Playa salvaje, a la que habrás de llegar a pie, por un sendero pegado a la costa, en lo justamente es un tramo del Camino de Santiago más antiguo que existe (el llamado de la Costa). Por ello en la primavera-verano a veces se da una curiosa mezcla de bañistas y peregrinos. Muy tranquila, de fina arena, con abundantes formaciones rocosas.

Playa de Barayo. Valdés y Navia

Playa de Barayo (Valdés y Navia) ©Mampiris

La playa de Barayo es una Reserva Natural. Así que entre marismas, dunas, río – frontera natural entre los concejos de Navia y Valdés -, y un inmenso arenal de arena tostada, podrás disfrutar del aire libre, el sol y la mar. Habitualmente es frecuentada por naturistas. El acceso tendrás que hacerlo a pie, por un precioso sendero. Antes de iniciar el paseo a pie, tienes un amplio aparcamiento con vistas panorámicas de la playa.

Playa de Otur. Valdés

Playa de Otur (Valdés) ©Mampiris

Inmensa playa de fina y blanca arena, flanqueada por dos arroyos, con sistema dunar y gran valor paisajístico. De hecho, forma parte del Paisaje Protegido de la Costa occidental. Podrás llegar prácticamente a pie de playa con tu coche y tiene amplio aparcamiento. Es accesible, y cuenta con rampa hasta la arena. En verano es muy frecuentada.

Playa de Anguileiro. Tapia

Playa de Anguileiro (Tapia) ©Gonzalo Azumendi

Es una playa urbana que se abre junto a los meandros del río Anguileiro, y que tiene pequeñas y agradables calas, además de un gran arenal de color tostado. Tendrás todo tipo de servicios, área recreativa, amplio aparcamiento, y hasta un agradable paseo marítimo que conecta con el puerto de Tapia. Es un “templo” del surf por su tipo de ola, y en ella se celebra una competición internacional de este deporte cada Semana Santa.

Playa de Penarronda. Castropol y Tapia

Playa de Penarronda (Castropol y Tapia) ©Gonzalo Azumendi

Compartida entre los concejos de Castropol y Tapia, Penarronda está dividida por el arroyo del mismo. De singular belleza, tiene forma de concha alargada y una roca redonda en el centro que la hace inconfundible. Tiene buenos equipamientos y un gran aparcamiento. Es ventosa y a menudo con oleaje, ideal para la práctica del surf. Su flora es especial, dado que es el único lugar en Asturias donde vive el alhelí de mar. Pertenece a la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos e Terras de Burón.

Playa de La Espasa. Caravia y Colunga

Playa de La Espasa (Caravia y Colunga) ©Mampiris

La playa de La Espasa es la frontera natural costera entre los concejos de Colunga y Caravia, y está a su vez formada por dos arenales: El Viso y Moracey. Casi un kilómetro de arena fina y dorada, habitualmente con oleaje moderado y buenos equipamientos (duchas, parking, aseos, salvamente en verano, accesible), y con variada oferta hostelera. Es ideal para iniciarse en el surf o disfrutar con el vuelo de cometas. Además, podrás tener una vista panorámica de la misma desde el mirador del Fitu, ubicado en la sierra del Sueve.

Playa de Cue. Llanes

Playa de Cue (Llanes) ©Jorge Picallo

Playa de fina y blanca arena, con un espectacular entorno rocoso de castros (pequeñas islas), uno de los cuales, conocido como Isla Grande, es el más llamativo. Tiene la característica de que en pleamar se convierte en una verdadera piscina natural, sin oleaje, e ideal para la práctica del snorkel, buceo o pesca. En verano suele tener una afluencia moderada, y podrás llegar a pie o en coche, desde el pueblo de Cue, del que dista menos de un kilómetro. Dispone de un pequeño aparcamiento, un chiringuito y no es accesible.

Playa de Estaño. Gijón

Playa de Estaño (Gijón) ©Juanjo Arrojo

En original forma de tómbolo, la playa de Estaño, pequeña y recóndita, se encuentra a tan solo cinco kilómetros de la ciudad de Gijón/Xixón. Cuenta con equipamientos (duchas, parking, socorristas), y oferta hostelera. A veces, tiene fuerte oleaje, por lo que es recomendable mantener cierta precaución debido a su fondo rocoso. Destaca en ella el pozo del cura – una piscina natural labrada en la roca -, y el islote de La Tortuga. Es un lugar ideal para practicar el buceo y la pesca submarina. Puedes llegar a pie o en coche.

 

 

¡Y si te ha gustado este post, síguenos en Facebook e Instagram, y encontrarás miles de planes y rincones para disfrutar!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compare Listings

Título Precio Estado Tipo Superficie Uso Habitaciones Baños