La cultura es una de esas experiencias que siempre deseas compartir con tu mascota. En Asturias la oferta de espacios culturales – sobre todo al aire libre – donde podrás llevar a tu mascota y pasar juntos un rato estupendo, es bastante numerosa, y lo que es más importante, son lugares con una fuerza especial, una especie de polos energéticos donde recargarás pilas en compañía de tu perro.

Castros, dólmenes, megalitos, museos y colecciones, parques y jardines, centros de interpretación y otros espacios son lugares para gozar de lo lindo, en medio de parajes de gran belleza y aprendiendo un montón sobre la prehistoria, la historia, la naturaleza, el arte, y la cultura en general no solo de Asturias sino de un contexto geográfico y humano mucho más amplio.

¡Iniciamos aquí un recorrido por distintos espacios culturales para ir con tu mascota que seguro colmarán tus expectativas!

De ruta por los castros de Asturias

 

Ir de ruta por los castros de Asturias es una auténtica maravilla, y si además puedes compartir esas rutas y momentos con tu mascota, entonces la felicidad completa.

Como sabes, la cultura castreña – previa a la llegada de los romanos a Asturias – estuvo muy implantada y extendida en esta tierra. El castro era, en esencia, un poblado instalado en un lugar orográficamente dominante al que sus habitantes dotaron además de defensas a menudo monumentales.

Pues bien, estos espacios, de los que hoy conservamos en buen estado algunos, son ideales para visitar con tu mascota. Y ello por varias razones: porque están al aire libre, porque están en parajes espléndidos con vistas panorámicas y en medio de rutas asequibles para hacer con tu perro, y porque tienen un encanto indescriptible que os cautivará a ambos.

Os Castros (Taramundi) ©Juanjo Arrojo

Algunos castros que podéis conocer juntos son el castro de San Chuis, en Allande; el castro de Pendia, en Boal; el castro de Mohías, en Coaña; el castro El Castelón, en Illano; el castro de San Isidro, en San Martín de Oscos, y Os Castros, en Taramundi.

¡Todos ellos os dejarán boquiabiertos!

Conociendo dólmenes, megalitos y necrópolis

 

Si te interesa la Prehistoria y el mundo de los rituales funerarios, en Asturias tienes algunos lugares muy interesantes para visitar, y a los que puedes ir acompañado de tu mascota.

Necrópolis, megalitos y dólmenes son monumentos funerarios y conmemorativos surgidos en la Prehistoria, y de los que Asturias conserva notables testimonios.

Una de las necrópolis que puedes visitar es la del Monte Areo, un importante yacimiento arqueológico ubicado entre los concejos de Carreño y Gijón.

Por otra parte, entre los concejos de Lena y Aller, en la parroquia allerana de Boo, en plena vía romana de La Carisa, se encuentran los Megalitos de El Padrún, monumento funerario formado por varios dólmenes, pero del que sólo se conservan dos, aunque se pueden apreciar restos de otros.

Dolmen de Entrerríos (Illano) ©Noé Baranda

Asimismo, Asturias es una gran reserva arqueológica de la cultura dolménica. Algunos de ellos están bien conservados, y como suele ocurrir con estos monumentos rituales, están ubicados en lugares especialmente bellos y apacibles. Es el caso, por ejemplo, del dolmen de Merillés, en Tineo; el de Entrerríos, en Illano, y el de Pradías, en Ibias. Y a los tres puedes acudir con tu mascota, dando un paseo que os resultará inolvidable.

¡Asturias tiene tal riqueza arqueológica que tu mascota y tú podéis convertiros en unos auténticos “Indiana Jones”!

Planes en museos

 

Si lo que te gusta son los museos, en Asturias tienes un amplio menú, tanto en exteriores como en interiores. Y se encuentran repartidos por toda la geografía asturiana. Así que tu mascota y tú podéis hacer una auténtica ruta museográfica donde encontraréis todo tipo de instalaciones.

Museo de Anclas (Salinas, Castrillón) ©Sergio Luna

Desde algunas al aire libre con maravillosos paisajes de costa como en el caso del Museo de Anclas, en Salinas (Castrillón), en el Parque Arqueológico de Campa Torres, en Gijón, o en los exteriores del Museo del Jurásico de Asturias, en Colunga.

 

Museo del Jurásico de Asturias (Colunga) ©Tania Cancio

También podréis disfrutar en los bellos jardines del Museo Evaristo Valle de Gijón, o en el Museo Etnográfico de Quirós, donde podéis estar juntos tanto en la zona exterior como en el interior.

Por otro lado, la Colección Etnográfica de Rozadas, en Boal; el Aula Didáctica del Prerrománico de La Cobertoria, en Lena; la Casa del Tiempo, en Piloña; el Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos, en Santa Eulalia de Oscos, y el Muséu Taller de Títeres, en Vega de Poja (Siero), son todos ellos visitables con tu mascota (si bien en los dos últimos es recomendable avisar previamente).

¡En Asturias ir de museos acompañado con tu mascota es divertido y ameno!

Visitando parques y jardines

 

El Parque de la Vida, en La Mata (Valdés), muy cerca de Luarca/Ḷḷuarca, es un lugar muy especial, donde podrás descubrir los misterios de la vida, a través de la geología terrestre, de los ecosistemas marinos o de la exploración del cosmos. Y tanto si hace sol como si está nublado, tienes 3 hectáreas de bosque para recorrer, en un paseo de kilómetro y medio. Los exteriores de este parque son ideales para ir con mascota, y también los interiores, que son una auténtica fuente de conocimiento y sabiduría.

Por otra parte, el Bosque-Jardín de la Fonte Baixa es uno de los espacios botánicos más destacados de Europa. También es conocido como los Jardines de Panrico o los Jardines del Chano, dado que se encuentra en este lugar, al que se puede llegar por una escalera de madera desde la Playa Segunda de Luarca/Ḷḷuarca. Estos impresionantes jardines, que  se visualizan a la perfección tanto desde el Muelle Nuevo como desde la Capilla de la Atalaya (Faro, Cementerio), tienen una extensión que alcanza las 20 hectáreas.

Jardines de la Fonte Baxa (Valdés) ©Mampiris

Las visitas son guiadas, por eso lo mejor es llamar previamente y reservar para conseguir un hueco en algún grupo. Durante el tour se podrán observar diversas especies: azaleas, rododendros, hayas, camelias, cedros, sauces llorones, araucarias, bambú, etc. Además, los distintos caminos y sendas establecidos te descubrirán algo más que la interesante vegetación y flora: fuentes, esculturas, arcos y miradores – algunos con espectaculares vistas – completarán el recorrido.

¡Una excursión ideal para compartir con tu mascota!

Descubriendo otros espacios

 

Además de museos y espacios culturales al aire libre, hay una serie de centros de interpretación y de recepción de visitantes a los que podrás acceder con tu mascota y disfrutar de lo lindo.

Es el caso de la Casa del Lobo, en Belmonte; el Centro de Visitantes Pedro Pidal, en el entorno de los Lagos de Covadonga, en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa; el Centro de Recepción de Visitantes de Besullo. Alejandro Casona, en Cangas del Narcea, o el Centro de Interpretación de la Sierra del Sueve, en Gobiendes (Colunga), que te ofrece un montón de visitas y rutas.

Laboral Ciudad de la Cultura (Gijón) ©Jairo Rodríguez

También existen espacios singulares como La Laboral Ciudad de la Cultura – con espléndidos exteriores – donde tu mascota estará encantada al aire libre. Otros lugares singulares con encanto que admiten mascotas en el exterior son el Museo de los Molinos de Mazonovo, y el Conjunto Etnográfico de Os Teixóis, ambos en Taramundi. Por su parte, el Conjunto Etnográfico de Mazonovo, en Santa Eulalia de Oscos, admite a los perros tanto en el interior como en el exterior.

¡Naturaleza y cultura para gozar a tope con tu mascota!

¡Más información sobre las visitas culturales aquí!


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compare Listings

Título Precio Estado Tipo Superficie Uso Habitaciones Baños