En el corazón de Asturias hay una aldea dormida donde reina la tranquilidad y el silencio. Cuesta creer que dicha aldea se encuentra a tan solo 3 kilómetros de la Senda del Oso, una de las ecorutas más populares de España, visitada por miles de senderistas y cicloturistas cada año.

Si ya has estado en Banduxu sabes que estoy haciendo un poco de trampa. Esos kilómetros se corresponden con la distancia del Camino Medieval a Vandugio (nombre de la aldea en el siglo VIII). Una senda carente de dificultad, aunque en constante ascenso, que comunica presente y pasado…

 

Banduxu, un viaje en el tiempo

 

Cuando el Imperio Romano conquistó las cotas altas del centro de Asturias estableció un eje de comunicación entre Asturias y La Meseta. La calzada romana cobró especial importancia durante la Edad Media cuando vertebró un total de 10 concejos que crecieron en torno al Camín Real de la Mesa, conformando, en la actualidad, una comarca homónima. Una de esas aldeas medievales es Banduxu, perteneciente al concejo de Proaza, en pleno Valle de los Osos.

Subiendo a pie por el Camino Medieval desde Proaza, falta el aliento. Y no solo por la prolongada ascensión, también por la belleza del paisaje. Banduxu se encuentra en lo alto de una loma, rodeado de escarpadas y solitarias montañas. Cuando paramos a coger aire en algún repecho, es inevitable pensar en los vecinos. Fue su único acceso hasta el siglo XX, época en la que se construyó la actual carretera.

Banduxu fue, hasta hace poco, una aldea remota, aislada del desarrollo industrial, principalmente porque no contó con electricidad o agua corriente hasta 1980.

Esa desconexión tiene su lado positivo. Ha conservado un conjunto arquitectónico medieval en fantástico estado, es su seña de identidad, protagonista de campañas publicitarias de Turismo Asturias en alguna ocasión. Banduxu es una de las mejores aldeas medievales del Principado, por lo que fue declarada Bien de Interés Cultural ya en el año 2009.

Cómo llegar a Banduxu

 

Además de la posibilidad de llegar a Banduxu andando, tal y como han hecho sus habitantes hasta hace relativamente poco, podemos aproximarnos a la entrada del pueblo en nuestro vehículo. Una vez allí debemos aparcar y continuar a pie puesto que la circulación por el núcleo poblacional solo está permitida a residentes.

Debes saber que la carretera que lleva a Banduxu es la propia de un puerto de montaña, angosta, llena de curvas y estrecha. Además, el espacio habilitado como aparcamiento es escaso (6 coches máximo). De camino se pasa por el mirador de La Cruz de Linares y por Proacina, otra aldea que merece un buen paseo.

Patrimonio y tradiciones de Banduxu

 

La aldea de Banduxu se divide en barrios comunicados por pistas de hormigón. Tras aparcar el coche a la entrada del pueblo, descendemos por el primer camino a la izquierda, así llegamos a la Iglesia de Santa María.

Iglesia de Santa María ©viajerosconfesos

Aquí se encontraba la edificación religiosa más antigua del concejo, una iglesia románica del siglo X. Hay que tener en cuenta que, hace siglos, Banduxu fue capital del concejo. El templo actual data del siglo XII.

Pórtico de la iglesia de Banduxu ©viajerosconfesos

Junto a la portada de la iglesia hay un par de bancos de madera que invitan al descanso. Podrían postular al título de “el banco con mejores vistas”. Es obligatorio tomarse un tiempo para admirar el paisaje desde allí.

Banco con vistas ©viajerosconfesos

A pocos metros encontramos el cementerio de Banduxu. Cada año, para celebrar el Día de los Difuntos, las vecinas de Banduxu se reúnen y cubren las tumbas con tierra y pétalos de flor natural. Es una de las tradiciones que aún perduran en la aldea. El cementerio tiene la peculiaridad de que es comunal, no hay nichos ni propiedades. Cuando alguien fallece ocupa la tumba de la persona que lleve más tiempo en el camposanto.

Entrada al cementerio ©viajerosconfesos

Descendiendo un poquito más llegamos a la casona conocida como El Palacio, y a la Torre de Banduxu o Torre de Tuñón. En la antigüedad desempeñó las funciones de ayuntamiento y cárcel del concejo. Actualmente está catalogada como una de las torres defensivas bajomedievales mejor conservadas del Principado.

Torre medieval ©viajerosconfesos

La torre, de planta circular y 4 alturas, se asienta sobre un zócalo de piedra y luce el escudo con los blasones de las familias Miranda, Bandujo y Tuñón.

Escudo de la Torre de Banduxu ©viajerosconfesos

Caleyando/callejeando por el pueblo encontramos unos cuantos hórreos y paneras. Sus robustas trabes son señal inequívoca de que tienen cientos de años.

Banduxu ©viajerosconfesos

 

Hórreo ©viajerosconfesos

También es antiguo el lavadero, teniendo en cuenta que hasta 1980 no contaron con agua corriente en las casas, cuando la mayoría de los lavaderos ya estaban abandonados, el de Banduxu debía seguir siendo punto de reunión de las mujeres del pueblo.

Caminando entre grandes casonas pasamos de barrio en barrio hasta llegar al Toral. La ladera opuesta al aparcamiento ofrece “la foto de postal”una vista panorámica de Banduxu inmejorable.

Panorámica de Banduxu ©Paco Currás

Si eres amante de la fotografía visita Banduxu al amanecer y/o al atardecer. Al alba es habitual que la niebla quede atrapada entre las montañas. Cuando está muy baja, Banduxu parece flotar sobre las nubes, ¡todo un espectáculo! En cambio, al ocaso y especialmente en verano, los últimos rayos de sol iluminan Banduxu antes de ocultarse tras la montaña.

Últimos consejos

 

Dado el tipo de carretera y el poco espacio para estacionar, Banduxu no es un lugar para visitar con autocaravana, de ser el caso, es aconsejable que subas a pie siguiendo el Camino Medieval. Siguiendo la senda encontrarás una cascada y varios saltos de agua que te harán más amena la caminata.

En el concejo de Proaza hay una amplia oferta de casonas asturianas y alojamientos rurales, también hay varios restaurantes donde podrás probar pote de castañas o fabadas de campeonato. Ten en cuenta que, en pleno verano, debido a la afluencia de turistas dispuestos a recorrer la Senda del Oso, es necesario reservar con la mayor antelación posible.

Otra opción muy interesante es visitar el Museo Etnográfico de Quirós y Comarca, ubicado en las instalaciones de un alto horno de fundición. Con esta visita podrás descubrir cómo cambió la vida de los campesinos cuando la industrialización y el ferrocarril llegó al concejo. No podemos olvidar que la vía verde de la Senda del Oso transcurre por la antigua línea del ferrocarril minero.

Si te gusta practicar turismo activo alquila unas canoas en el Embalse de Valdemurio o disfruta de la ruta de senderismo del Desfiladero de las Xanas. Una ruta apta para niños que termina en el pueblo de Pedroveya, donde encontrarás uno de los restaurantes de gastronomía asturiana más populares de la tierrina. También merecen una visita las Cascadas de Guanga, próximas a Oviedo/Uviéu, capital del Principado de Asturias.

¡La aldea de Banduxu y su entorno son absolutamente cautivadores! ¡Si te ha gustado este post, compártelo en tu Facebook!

 

Texto: Ángela Delgado ©viajeros confesos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compare Listings

Título Precio Estado Tipo Superficie Uso Habitaciones Baños